December 28th, 2012

Portugal, el Algarve y Madeira

Es un país soberano miembro de la Unión Europea, constituído como un estado democrático. Su capital es Lisboa. Portugal ha sido testigo de un flujo constante de diferentes civilizaciones durante los últimos 3.100 años. Durante los siglos XV y XVI, fue una de las mayores potencias económicas, sociales y culturales del mundo, así como su imperio, que se extendía desde Brasil hasta las Indias Orientales. Es un país desarrollado miembro de la Organización de las Naciones Unidas y miembro de la Eurozon, la OCDE y la OTAN.

Etimología

El nombre Portugal deriva del nombre romano Portus Cale. Cale era el nombre de un asentamiento primitivo localizado en la desembocadura del Duero. Algunos historiadores creen que la palabra Cale deriva del griego Kalles (bonito), refiriéndose a la belleza del valle del Duero, donde los griegos decidieron establecerse. La palabra sería transformada por los fenicios en Cale, pasando así a los Romanos.

Portu viene de la palabra Puerto, nombre que también recibe la ciudad que se encuentra actualmente en el lugar, Oporto.

Geografía

Portugal es una nación costera en el sudoeste de Europa y es parte de la Iberoamérica. Su zona continental se localiza en la Península Ibérica y tiene fronteras con sólo una nación: España. El país bordea al sur y al oeste con el océano Atlántico. Portugal también tiene dominios en las islas atlánticas de Azores y Madeira, que son posiciones estratégicas a lo largo del mar del oeste que se aproxima al estrecho de Gibraltar. En total tiene un área de 92.391 km².

Clima

El clima portugés se clasifica como Atlántico-Mediterráneo, un clima marítimo, influenciado por el océano Atlántico, siendo frío y lluvioso en el norte y caluroso y seco en el sur. En Portugal continental, las temperaturas promedian 13 grados C. en el Norte y 18 grados C. en el Sur.

Portugal es uno de los países europeos más cálidos. La primavera y el verano son soleados y las temperaturas más altas durante julio y agosto son de entre 28 grados C. a 35 grados C., a veces llega a los 40 grados C. en el interior del sur. El otoño e invierno son típicamente lluviosos y ventosos, aunque días soleados no son extraños. No es común las temperaturas bajar de los 2 grados C. en la zona costera, generalmente están en un promedio de 8 a 11 grados C.

Hay nevadas en las zonas montañosas del norte, siendo que, en la sierra de la Estrella, pueden ser intensas. La nieve es rara en las zonas costeras. Sin embargo, nevó en Lisboa el 28 de enero del 2007 y el 29 de enero del 2006. En este mismo día la nieve cubrió una gran parte del país.

Economía

Portugal se ha convertido en una economía diversificada y cada vez más basada en servicios desde que ingresó en la Unión Europea en 1986. En la última década, los gobiernos han privatizado muchas empresas estatales y han liberalizado la áreas dominantes de la economía, incluyendo los sectores financieros y de las telecomunicaciones. El país se calificó para la Unión Monetaria Europea en 1998 y comenzó a circular su nueva moneda, el euro, el 1 de enero del 2002.

Idiomas

El idioma oficial de Portugal es el portugués, que deriva del galaicoportugués, uno de los primeros idiomas cultos de la Europa medieval a la par que el provenzal.

Gastronomía

La gastronomía es rica y variada. En la costa se consume mucho pescado fresco, pero además los portugueses se enorgullecen de la variedad de formas de preparar el bacalao en salazón. Cada zona del país tiene sus platos típicos. Portugal es un país fuertemente vinícola, siendo célebres los vinos del Duero, del Alentejo y del Dao, los vinos verdes del Miño y los vinos generosos de Oporto y de Madeira. A nivel de repostería los llamados pastéis de belém, los huevos moles de Aveiro son los más famosos. De entre los platos populares a destacar están el Caldo Verde, las francesinhas y las tripas de la región de Oporto, las pataniscas de la región de Lisboa, el gaspacho del Algarve, el jamón y el Folar de Chaves.

Turismo

Maravillos costas portuguesas bañadas por aguas del atlántico

El Algarve, al sur de Portugal, es por excelencia el punto turístico de portugueses y extranjeros. El clima y la temperatura del agua son los principales factores que contribuyen al gran crecimiento turístico en esta región. La inauguración del aeropuerto de Faro en la década de los 60 contribuyó inmensamente al aflujo de turistas de las más diferentes nacionalidades, en especial británicos, alemanes y escandinavos.

Lisboa y Oporto atraen también muchos turistas, siendo consideradas ciudades especialmente atractivas por su vida nocturna. Sus estrecha relación con sus respectivos ríos (Tajo y Duero). Oporto es una ciudad que tiene un lugar relevante en el panorama cultural del país y de Europa. Fue Capital Europea de la cultura en el 2001. La Fundación de Serralves y la Casa de la Música son de visita obligatoria. El club de fútbol de la ciudad es también uno de los más conocidos de Europa.

Madeira es también un centro turístico por su excepcional gastronomía y por su clima agradable durante todo el año.

Otras atracciones turísticas importantes son las ciudades de Chaves, Tomar, Sintra, Aveiro, Coimbra, Evora, Braga y Guimaraes y el valle del río Duero.